miércoles, 16 de marzo de 2011

Tribunal Supremo de Justicia Apertura Judicial 2011

Por primera vez en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se reúnen 1.275 jueces y juezas de la República Bolivariana de Venezuela, para asistir a la Sesión Solemne con ocasión de la Apertura de Actividades Judiciales 2011. En esta oportunidad la Magistrada Luisa Estella Morales Lamuño, Presidenta del alto tribunal, en sus palabras de apertura resaltó el acontecimiento como de gran importancia por el número de operadores de justicia presentes.

Importante fue por demás la invitación que le hiciera a todas las juezas y jueces de la nación a investigar, estudiar, sugerir desde cada rincón del país los cambios fundamentales desde la óptica de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y "descubrir cada norma, cada órgano, cada institución que no se ajuste a los postulados de nuestra Constitución para arrancar de raíz los restos de las estructuras hegemónicas que nos desviaron de la justicia".

En esta ocasión estuvieron presentes en el auditorio principal del máximo juzgado: Elías Jaua, Vicepresidente Ejecutivo de la República; Fernando Soto Rojas, presidente de la Asamblea Nacional; Clodosvaldo Russián, Contralor General y presidente del Consejo Moral Republicano; Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral; Nicolás Maduro, Canciller de la República; Gabriela Ramírez, Defensora del Pueblo; Luisa Ortega Díaz, Fiscal General de la República; y Francisco Ramos Marín, Director Ejecutivo de la Magistratura, entre otras autoridades de los poderes públicos nacionales, así como voceros y representantes de los Consejos Comunales.

La Magistrada Morales Lamuño, al principio de su intervención, mencionó que el reto del análisis de la actual estructura jurídica debe partir de los orígenes históricos libres de prejuicios, siendo el Poder Judicial el llamado a realizar dicho análisis: "el primer reto de este año 2011, aún año Bicentenario, es la revisión exhaustiva de esta estructura, desde las leyes de Indias hasta nuestros días".

De esta forma, indicó: "las leyes a partir de la entrada en vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela responden a un fin ideológico claramente establecido, el cual se encuentra centrado en equilibrar el poder del Estado con el legítimo poder soberano del pueblo, propendiendo las mismas a desarrollar un esquema normativo hacia una democracia participativa y protagónica en todos los ámbitos políticos, económicos y de ejercicio del Poder Público"

En su discurso mencionó la relevancia del carácter decisivo y planificador de las comunidades previamente organizadas en la desconcentración progresiva del poder. "Con qué orgullo podemos afirmar que convivimos con el pueblo organizado desde este Tribunal Supremo de Justicia, donde ya no es extraño ver transitar a sus voceros por estas instalaciones, sede de la cúspide judicial, siempre bienvenidos, estas puertas del Tribunal Supremo se abrieron para los Consejos Comunales para no cerrarse nunca más", dijo.

La magistrada mencionó que en el año 2010 el Poder Judicial contó con 1.914 jueces para asistir en todas las materias a una demanda potencial total de servicio de 28.833.845 habitantes. No obstante, no se han escatimado esfuerzos para dar respuesta a los justiciables, atendiendo a todos los venezolanos que hagan uso de la justicia, dictando el TSJ un total de 6.063 sentencias y los tribunales del país 753.993 sentencias.

Destacó la labor de la Escuela Nacional de la Magistratura, afirmando que en la transformación del Poder Judicial son esenciales los valores, "en los cuales hemos hecho énfasis para formar al Juez nuevo, fortalecido en la ética y en la moral para lograr un cambio profundo, fundamentado en el Derecho justo".

Continuó su discurso aseverando que el Poder Judicial "articula con los Consejos Comunales su día a día", por lo cual se creó el departamento de Participación Social dentro de la Gerencia de Planificación del TSJ, que brinda atención a las comunidades, detectando sus necesidades y apoyando en sus soluciones.

Agregó que el TSJ y la Dirección Ejecutiva de la Magistratura, en un trabajo en conjunto y en apoyo a los hogares venezolanos que resultaron afectados por las lluvias el pasado año, contribuyeron con el bienestar de las familias residentes en 13 refugios, alcanzando a más 578 familias y a un universo superior a 1.500 personas. Además, entre otras acciones se habilitó la Torre Falcón para atender y dar refugio a aquellas familias de trabajadores del TSJ y vinculadas a la labor jurisdiccional afectadas.

Magistrado Fernando Vegas

Por su parte, el orador de orden durante la Sesión Solemne fue el magistrado Fernando Ramón Vegas Torrealba, quien rindió homenaje a los jueces y juezas que integran y le dan vida consuetudinaria y concreta al Poder Judicial.

El magistrado mencionó que el capitalismo mundial está viviendo su crisis terminal, así como es inevitable el resurgimiento del socialismo. Sus palabras se pasearon por la historia venezolana hasta el pensamiento bolivariano sobre la revolución social, cuando dijo que "desde 1999 tenemos una nueva ley fundamental de la nación, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, redactada por una Asamblea Nacional Constituyente en la cual tuvieron presencia todas las corrientes del pensamiento político criollo y luego fue aprobada en referéndum por el pueblo".

En este sentido mencionó que el eje central de la Constitución Bolivariana es lo social, con el respeto a los derechos individuales del hombre pero con la inclusión de los derechos sociales, privilegiándolos para beneficio del colectivo.

Como resultado de esta explicación sostuvo que "este conjunto de normas fundamentales es indicativo de que no estamos frente a una constitución liberal democrática como lo fue la de 1961, sino más bien de una que vulnera el corazón mismo del modo de producción capitalista porque socializa medios de producción por la vía de la creación de la propiedad social industrial, comercial y agropecuaria". Al afirmar que la producción capitalista solo puede ser sustituida por la producción socialista, dijo que "la necesaria conclusión del silogismo es que en Venezuela el socialismo está tomando el lugar del capitalismo".

El magistrado Vegas, también agregó que "la materialización del aporte que debe dar el Poder Judicial para colaborar con el desarrollo de un política socialista, conforme a la Constitución y a las leyes, viene dada por la conducta profesional de jueces, secretarios, alguaciles y personal auxiliar".

Aseveró que el TSJ y el resto de los tribunales del país deben aplicar severamente las leyes a fin de sancionar las conductas que vayan en desmedro de la construcción del Socialismo Bolivariano y Democrático.

Para finalizar el magistrado instó a los presentes a dar cabida en mente y corazón al Libertador y demás próceres a fin de inspirar conductas que concreten una contribución eficiente del Poder Judicial a la construcción de una Venezuela humanista, socialista, democrática y bolivariana.
Prensa Dem TSJ